Baguettes Rústicas

Idóneas para desayunar

Nunca había hecho pan en barra. Es la primera vez, pero este fin de semana, celebrando el famosísimo viernes negro, aproveché para hacer unas compras online de accesorios para la cocina. Y entre ellos estaba el molde de baguettes. Lo recibí ayer, y como no tengo espera, hoy me he puesto manos a a la obra. El resultado muy bueno, os lo recomiendo para desayunar, merendar o para acompañar comidas. Probad y ya me contaréis. 

Ingredientes:

  • 300 gr. de agua
  • 15 gr. de levadura fresca
  • 1 cdt. de miel
  • 250 gr. de harina de fuerza

Elaboración TMX:

Echamos el agua en el vaso de la TMX y programamos 2 minutos a 37º en velocidad 1. Por el bocal añadimos la levadura desmigada y mezclamos 4 segundos en velocidad 4. Destapamos el vaso y añadimos la miel, las harinas y la sal. Programamos vaso cerrado, durante 6 minutos en velocidad espiga. Tapamos el vaso con un paño seco y dejamos leudar hasta que doble su volumen. Aproximadamente 1 hora. Si nos pasamos de tiempo no pasa nada. 

  • 250 gr. de harina de trigo
  • 2 cdt. de sal
  • 50 gr. de harina de maiz precocida

Elaboración Tradiconal:

Calentamos el agua en el microondas durante 30 segundos, intentando que la temperatura de la misma no suba de 40ºC. Echamos el agua en un bol y añadimos la levadura desmigada y mezclamos bien. Añadimos la miel, las harinas y la sal y comenzamos a remover con una espátula hasta que la masa se despegue correctamente. Nos enharinamos las manos y trabajamos la masa durante 5 minutos aproximadamente, tapamos con un paño de algodón y dejamos leudar durante 1 hora aproximadamente o hasta que doble su volumen.  

Sacamos la masa del vaso y la echamos sobre una superficie espolvoreada con un poco de harina. La dividimos en 3 partes iguales y con la ayuda de un rodillo la estiramos un trozo formando un rectángulo. Hacemos lo mismo con cada trozo. Doblamos los extremos sobre sí, como cerrando un paquete. Dejamos reposar unos minutos y le damos la vuelta a la masa. Con las manos bien enharinadas vamos estirando la masa del centro hacia fuera, con movimientos hacia delante y hacia atrás como si de un rodillo se tratase. Espolvoreamos con un poco de harina de maiz precocida, para darle el toque rústico y con cuidado la ponemos sobre el molde de baguette. Si no tenemos molde, cogemos un trapo de algodon y le hacemos unos dobleces, para colocar las tres barras y que no se peguen entre sí. Las tapamos y dejamos levar hasta que doblen su volumen. Mínimo 2 horas. Yo soy partidaria de dejarlas levar todo el tiempo que sea posible, porque así salen más esponjosas. Pero si no es posible esperar tanto tiempo, podemos encender el horno a 50ºC y cuando alcance la temperatura, apagamos el horno, metemos nuestras baguettes dentro y las dejamos levar durante 1 hora sin abrir la puerta. Antes de meterlas al horno con un cuchillo muy afilado o cutter hacemos unos cortes, como más nos guste.

Precalentamos el horno a 200ºC y metemos dentro un cuenco con agua para que le dé humedad al horno. Metemos nuestras barras de pan y horneamos durante unos 30 ó 35 minutos, hasta que estén bien doraditas. Y dejamos enfriar sobre una rejilla.