Brownie Cheesecake

La mezcla perfecta

Creo que esta tarta tiene la mezcla perfecta, llevaba tiempo queriendo hacerla, pero jamás imaginé que tendría ese sabor tan intenso. He de decir que nos encantó, sobre todo a mi marido y eso que no le gustan las tartas de queso. La hice para una reunión de amigas y tupperware, y salieron todas encantadas. Queda una tarta muy jugosa y con un intenso sabor a chocolate y a queso suave. Os la recomiendo. Y si tenéis dudas solo tenéis que preguntar por nuestra página de facebook.

Ingredientes:

Para el Brownie:

  • 150 gr. de chocolate para postres
  • 200 gr. de mantequilla sin sal
  • 4 huevos L
  • 150 gr. de azúcar morena
  • 70 gr. de harina
  • 100 gr. de nueces picadas (opcional)

Para el Cheesecake:

  • 200 gr. de queso en crema
  • 2 yogur natural cremoso
  • 2 huevos L
  • 30 gr. de maicena
  • 120 gr. de azúcar blanca
  • 1 cdt. de vainalla (opcional)

Elaboración TMX:

Primero preparamos el cheesecake, para ello echamos el azúcar en el vaso y programamos 10 segundos a velocidad progresiva 5-10, para glasearlo. Ponemos la mariposa y echamos los ingredientes restantes en el vaso, mezclamos durante 30 segundos a velocidad 3 y 1/2. Reservamos en un bol, mientras preparamos el brownie.

Para el brownie, quitamos la mariposa de la TMX y echamos el chocolate, troceamos unos segundos en velocidad 6. A continuación programamos 3 minutos a 50ºC en velocidad 3. Añadimos la mantequilla y programamos 1 minuto a 37ºC en velocidad 2. También podemos derretir el chocolate y la mantequilla en el microondas, a intervalos de 30 segundos. Reservamos.

Ponemos en el vaso la mariposa y añadimos los huevos. Programamos velocidad 3 y 1/2 sin temperatura durante 4 minutos. Cuando lleve 2 minutos añadimos el azúcar por el bocal y seguidamente la mezcla del chocolate y la mantequilla. Cuando esté todo bien integrado añadimos la harina y mezclamos en velocidad 3 unos segundos. Terminamos de mezclar con la espátula y añadimos las nueces.

Vertemos la mezcla del brownie en un molde bien 

engrasado. Yo usé un molde de unos 25x25 aproximadamente. Lo podéis usar redondo también. Con una cucharita hacéis surcos en el brownie para que cuando vertamos el cheesecake reservado, en el corte se vea el efecto ola y quede bien integrado. A continuación y con cuidado vertemos el cheesecake. Llevamos al horno precalentado a 180ºC durante unos 30 o 35 minutos. Antes de sacar del horno debemos verificar que está bien cocida. Pinchad con un palito, el brownie estará jugoso por lo que si sale un pelin manchado de chocolate, estará listo. Dejad enfriar antes de desmoldar sobre una rejilla.  

Elaboración Tradicional:

Para elaborar el brownie metemos el chocolate troceado en un bol en el microondas. Lo calentaremos a intervalos de 30 segundos e iremos moviendo con una espátula cada vez que saquemos. Cuando esté casi listo añadimos la mantequilla, envolvemos con el chocolate y terminamos de calentar. Reserva.

En otro bol y con las varillas eléctricas bate bien los huevos hasta que estén bien montados. Añade el azúcar y sigue batiendo, para que quede todo bien integrado. Añade la harina tamizada y mezcla bien. Cuando esté listo añade la mezcla de chocolate anteriormente reservada. Echa las nueces picadas y termina de mezclar con una espátula. Vierte la masa del brownie sobre un molde bien engrasado. Yo utilicé un molde de unos 25x25 aproximadamente, pero también podéis utilizar uno redondo o como más os guste. 

Para el cheesecake echamos todos los ingredientes en un bol y mezclamos con las varillas manuales, hasta que quede una mezcla homogénea y sin grumos. Con una cucharita hacemos surcos en la masa de brownie para que cuando vertamos la de cheesecake se vea el efecto ola en el corte, una vez cocido, y quede totalmente integrado. Con cuidado vertemos el cheesecake encima y llevamos al horno precalentado a 180ºC durante unos 30 o 35 minutos. Antes de sacar del horno debemos verificar que está bien cocida. Pinchad con un palito, el brownie estará jugoso por lo que si sale un pelin manchado de chocolate, estará listo. Dejad enfriar antes de desmoldar sobre una rejilla.