Cupcakes de Snickers

Rebosante de caramelo

Hace unos meses leí la receta de estos cupcakes, en el blog de Alma Obregón. Nos ha costado un disgusto en casa, porque mi marido encontró el escondite de las chocolatinas y un poco más y me deja sin materia prima para realizarla. 

Aprovechando San Valentín se la he hecho, y ha sido todo un éxito. Los cupcakes vomitaban caramelo en el horno y al ponerles la buttercream ha sido una explosión de sabor brutal. Emma se ha comido dos y eso que tienen un sabor súper intenso a chocolate, cacahuete y caramelo. Espero que os guste tanto como a nosotros!!

Ingredientes:

Para los cupcakes:

  • 1 huevo L
  • 60 gr. de aceite de oliva suave
  • 75 gr. de leche
  • 1 cdt. de vainilla líquida
  • 170 gr. de azúcar morena
  • 115 gr. de harina de respostería
  • 50 gr. de cacao puro en polvo
  • 100 gr. de mantequilla de cacahuetes
  • 8 gr. de levadura en polvo
  • 75 ml. de agua hirviendo
  • 6 snickers troceados

Para la buttercream:

  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar glass
  • 120 gr. de chocolate intenso postres
  • 135 gr. de mantequilla de cacahuetes
  • Almendra crocanti para espolvorear
  • Snickers minis para decorar

Elaboración TMX:

Para la elaboración de nuestros cupcakes echamos en le vaso la harina, el cacao y la levadura y mezclamos 10 segundos en velocidad 6. Reservamos.

Metemos los snickers en el congelador mientras preparamos la masa. 

Echamos en el vaso el huevo, el azúcar y el aceite. Mezclamos 1 minuto a velocidad 3. Añadimos la mantequilla de cacahuete y volvemos a mezclar otro minuto en la misma velocidad. Agregamos la leche y la vainilla y mezclamos 20 segundos más a la misma velocidad. Incorporamos la mezcla de harina reservada y mezclamos 20 segundos más. Hervimos el agua en un cazo y la incorporamos a nuestra masa, mezclando durante 15 segundos en velocidad 3. 

Sacamos los snickers del congelador, troceamos (yo los dejé a trozos de casi 1 cm. de grosor) e incorporamos a nuestra masa. Terminamos de mezclar con la espátula. 

Vertemos la masa sobre nuestros moldes de cupcakes y llevamos al horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo, durante 22 minutos.

Antes de sacarlos del horno debemos comprobar que estén bien cocidos, para ello los pincharemos con un palillo. Debe salir limpio. Los sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla, hasta que estén totalmente fríos, para que no se baje la buttercream.

Para hacer nuestra buttercream ponemos el chocolate troceado en un bol de cristal. Calentamos en el microondas a intervalos de 30 segundos, hasta que esté totalmente derretido. Dejamos atemperar.

En el vaso de la TMX echamos la mantequilla a temperatura ambiente (súper importante!!) y el azúcar glass tamizado. Programamos 3 minutos a velocidad 3 y 1/2. Bajamos los restos de las paredes con la espátula y volvemos a programar otros 3 minutos más a la misma velocidad. Añadimos el chocolate atemperado y programamos otros 3 minutos a la misma velocidad. Y finalmente agregamos la mantequilla de cacahuete y programaremos otro minuto en la misma velocidad. Pasamos nuestra crema a la manga pastelera y procedemos a decorar nuestros cupcakes. 

Para hacer la forma de rosa, con una boquilla estrellada, tendréis que espezar  desde dentro hacia fuera. Y para que quede en plan copete será desde fuera hacia dentro. Hacedlo como más os guste. 

Finalmente podéis espolvorear almendra crocanti y colocar un snickers mini encima. Buen provecho!!

Elaboración Tradicional

Lo primero que deberemos hacer para la elaboración de nuestros cupcakes es tamizar la harina, junto con el cacao y la levadura. Podéis no hacerlo, pero para las que utilicen levadura de la marca Hacendado deberan siempre tamizarla, porque suele venir compactada y se pueden quedar grumos en la masa. Una vez tamizada, reservamos.

Batimos el huevo hasta que esté blanquecino, agregamos el azúcar y seguidamente el aceite. Incorporamos la leche y la vainilla. Cuando esté todo bien integrado agregamos la mantequilla de cacahuete. A continuación incorporamos la mezcla de harina anteriormente reservada. Integramos con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes. Cuando esté la masa bien homogénea y sin grumos, agregamos el agua recién hervida y mezclamos bien. Troceamos los snickers que habremos tenido unos 10 minutos en el congelador y los agregamos a la mezcla con la ayuda de la espátula. 

Vertemos la masa sobre nuestros moldes de cupcakes y llevamos al horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo, durante 22 minutos. Antes de sacarlos del horno debemos comprobar que estén bien cocidos, para ello los pincharemos con un palillo. Debe salir limpio. Los sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla, hasta que estén totalmente fríos, para que no se baje la buttercream. 

Para hacer nuestra buttercream ponemos el chocolate troceado en un bol de cristal. Calentamos en el microondas a intervalos de 30 segundos, hasta que esté totalmente derretido. Dejamos atemperar. 

Echamos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar glass tamizadas y las batimos durante unos 5 minutos con las varillas eléctricas o con la pala en la amasadora, hasta que esté blanquecina y haya doblado el volumen. A continuación y sin dejar de batir echaremos el chocolate atemperado. Y cuando esté totalmente integrado incorporamos la mantequilla de cacahuete. Terminamos de integrar todos los ingredientes, en total habremos estado batiendo unos 10 minutos. Metemos nuestra crema en una manga pastelera y decoramos. Para hacer la forma de rosa, con una boquilla estrellada, tendréis que espezar desde dentro hacia fuera. Y para que quede en plan copete será desde fuera hacia dentro. Hacedlo como más os guste. Finalmente podéis espolvorear almendra crocanti y colocar un snickers mini encima. Buen provecho!! 

Los podéis preparar para regalo, en cualquier tienda online podréis encontrar cajitas preparadas con sus huecos para regalo. Y si los hacéis en el corte interior podréis ver los trozos de snickers por dentro, para morirse de lo buenos que están!!