Galletas de Almendra

Receta de mi abuela

Cuando yo era niña mi abuela hacía unas galletas de almendra que estaban de vicio. Para Halloween me acordé de la receta, y pregunté a mi madre y a mi tía. Nadie se acordaba de cómo se hacían, y es que resulta que desde que mi abuela falleció, a nadie se le había ocurrido volver a hacerlas. Así que yo me puse manos a la obra! El resultado espectacular, ese sabor a las galletas de siempre y lo mejor el olor en casa, que penetra en tu mente y te lleva a recuerdos maravillosos!!

Ingredientes:

  • 250 gr. de almendra cruda
  • 200 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • La ralladura de un limón pequeño
  • Unas cuantas almendra para decorar

Elaboración:

Tostamos la almendra en una sartén o en el microondas (yo utilicé el microplus de tupperware), hasta ponerla ligeramente tostada. Las picamos con la ayuda de una picadora o de la TMX, con golpes de turbo. Mezclamos la almendra picada, el azúcar, el huevo y la ralladura de limón, hasta que quede todo bien integrado. Con la ayuda de las manos, hacemos bolitas, las ponemos sobre una bandeja de horno, protegida con papel de horno y colocamos encima las bolitas, las aplastamos un poquito y la adornamos con una almendra cruda en el centro. Metemos al horno precalentado a 200º y bajamos la temperatura a 180º, horneamos durante 15 mintuos, hasta que estén doraditas.

Yo este año utilicé esta receta para hacer los dedos de bruja. Al ser una masa muy manejable se hacen muy rápido, y el resultado es espectacular!! A los niños les encantan por su sabor a almendra, limón y azúcar y a los mayores les gusta mucho más. Es una receta que queda ideal con el café en cualquier época del año!