Galletas de Canela

O como dicen en Bélgica: Speculoos

No hay nada más maravilloso que la Navidad, y sobre todo si se pasa en familia. No hay nada que te haga más felíz que la ilusión de un niño, y eso crea un halo de felicidad en torno al hogar. 

Emma recibió esta Noche Buena la visita de Papá Noel y su cara se inundó de magia. Derrochó tanta ilusión, y aún la derrocha, que el día de Navidad nos levantamos pletóricas y con ganas de decorar todo el árbol de galletas. Muchas calleron en nuestros paladares por el camino, pero algunas llegaron al árbol, y aquí os dejamos esta linda receta para que la compartáis con vuestras familias. Y paséis un rato juntos creando ilusión! Feliz Navidad!!

Ingredientes:

  • 250 g de harina
  • 1/4 cdta. de sal
  • 1/4 cdta. de bicarbonato sódico
  • 1 cdta. de canela
  • 2 cd. de crema de speculoos
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 120 g de azúcar blanquilla
  • 110 g de azúcar moreno
  • 1 huevo a temperatura ambiente

Para decorar:

  • Lápices pasteleros de Dr. Oetcker
  • Perlas de azúcar
  • Glassa para galletas
  • Chocolate fundido
  • Lacasitos...

Elaboración TMX:

Si utilizamos la TMX echamos la harina, la sal, el bicarbonato y la canela en el vaso y mezclamos a velocidad 6 durante 10 segundo. Vertemos en un bol y reservamos. 

Echamos la mantequilla en el vaso junto a la crema de speculoos y los azúcares. Mezclamos a velocidad 3 hasta que se haga una pasta fina, y a continuación sin parar la máquina añadimos el huevo. Cuando esté bien mezclado subimos a velocidad 5 y vamos añadiendo la mezcla anterior reservada, hasta que esté bien integrada. Sacamos la masa del vaso, envolvemos en film y reservamos en la nevera por un mínimo de 2 horas. 

Elaboración Tradiconal:

Para los que lo hagáis de manera tradicional, tenéis que mezclar en un bol la harina, la sal, el bicarbonato y la canela y mezclamos bien con una cuchara. Y en otro bol mezclamos la mantequilla, la crema de speculoos y los azucares. Mezclamos bien con una cuchara de madera o espatula, hasta que esté bien integrado el azúcar. A continuación añadimos el huevo y después la mezcla primera reservada. Yo al final me suelo ayudar de las manos para que se quedé todo bien mezclado. Envolvemos en un film y al frigorífico por dos horas.

Dar forma, hornear y Decorar:

Para dar forma a nuestras galletas ponemos la masa sobre una hoja de papel de horno. Estiramos bien con un rodillo, intentando conseguir el grosor deseado. Y vamos recortando con cortapasas, vasos o lo que tengamos a mano. Yo para hacerle los agujeros para colgarlos utilicé una pajita. Vais retirando las figuras hechas y las ponéis sobre papel de horno en una bandeja. Con los restos, volvemos a amasar un poco y seguimos cortando hasta que se acabe la masa.

Horneamos nuestras figuras a 180ºC con calor arriba y abajo, durante 18 minutos. Y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez fríos procedemos a decorarlas. Yo utilicé lápices y bolitas, pero podéis usar lo que más os guste, o más fácil os resulte. Para pegar las bolitas o lacasitos tenéis que poner un poco de chocolate fundido o un poco de pasta de los lápices pasteleros (que podéis encontrar en cualquier supermercado) y luego pegar lo que más os guste.