Red Velvet

Muy jugosa y con un sabor especial

Este año no sabía que hacer para el día de San Valentín, estaba bastante bloqueada. Preguntaba en casa y nadie me daba pistas, me decían "lo que quieras, todo te sale bueno..." Así que finalmente me decidí por una Red Velvet, nunca la había hecho, pero era un pendiente que tenía, de echo compré la emulsión Red Velvet, por si la hacía no hace mucho. Así que me vino perfecta. El color intensamente rojo y el sabor exquisito, nos ha encantado, volveremos a repetir!!

Ingredientes

Bizcocho

  • 400 gr. de azúcar
  • 1 vaso de aceite suave
  • 2 huevos
  • 240 ml. de buttermilk (Mezclamos 225 ml. de leche y 15 ml. de zumo de limón y dejamos reposar 10 minutos)
  • 2 cdt. de vainilla líquida
  • 3 cdt. de emulsión de red velvet o 2 cd. de colorante rojo
  • 1 cdt. de vinagre de vino blanco
  • 120 ml. de café caliente
  • 240 gr. de harina de repostería
  • 5 gr. de levadura en polvo
  • 5 gr. de bicarbonato sódico
  • 5 gr. de sal
  • 30 gr. de cacao polvo sin azúcar

Relleno

  • 150 gr. de queso de untar
  • 90 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 cdt. de vainilla
  • 220 gr. de azúcar glass

Decoración

  • 180 gr. de chocolate postres blanco
  • 250 gr. de marcarpone
  • Frambuesas frescas

Elaboración Tradicional

En un bol batimos el azúcar con el aceite. Cuando estén totalmente integrados añadir los huevos uno a uno, seguir batiendo. Agregar la buttermilk, la vainilla y la emulsión o el colorante. Terminar de integrar todo. Añadimos el café y el vinagre y volvemos a batir.

Mezclamos todos los ingredientes secos restantes, menos la sal y los tamizamos. Agregamos la sal a la mezcla y empezamos a añadir a la mezcla anterior a cucharadas. Mezclando cada vez que agreguemos hasta que esté todo totalmente integrado. Dejamos reposar la masa 20 minutos. 

Vertemos la mezcla en tres moldes redondos de 20 cm. y horneamos 35 minutos a 160º C en horno precalentado. Dejamos enfriar sobre una rejilla y reservamos.

Para el relleno echamos en un bol la mantequilla y batimos bien con las varillas, hasta que esté cremosa y blanquecina. Añadimos el queso y la mantequilla e integramos. Y poco a poco vamos agregando el azúcar tamizado, hasta que consigamos una mezcla cremosa. Rellenamos nuestra tarta y con lo que sobre cubrimos por arriba y los laterales.

Fundimos el chocolate blanco a intervalos de 30 segundos en el microondas, removiendo cada vez que saquemos. Dejamos atemperar. Batimos el marcarpone con las varillas y vamos añadiendo poco a poco el chocolate ya frío. Metemos en la manga y decoramos al gusto. Podemos agregar frambuesas o lo que más nos guste.