Arroz Salvaje con gulas, setas y gambas

En casa nos encanta el arroz, pero no nos gusta comer siempre lo mismo, de modo que cada semana hay que imnovar una manera nueva de cocinarlo. Este fin de semana hemos optado por cocinar el arroz salvaje. De cocción es un poco más lento, pero merece la pena. Acompañado de unas gulas, gambas y setas hacen una combinación perfecta para estos días calurosos que nos adentran un verano prematuro. Espero que os guste!!

Ingredientes:

  • 1 vasito de arroz Salvaje (100 gr.)
  • 3 vasitos de agua
  • 250 gr. de setas
  • 5 ajos
  • 125 gr. de anguriñas
  • 125 gr. de gambas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cd. de pimentón dulce
  • 1 pizca de cayena
  • 1 hoja de laurel
  • Sal

Elaboración con TMX:

Ponemos 30 gr. de aceite en el vaso y lo calentamos durante 3 minutos en temperatura varoma, velocidad 1. Añadimos los ajos laminados y programamos 4 minutos, temperatura varoma y velocidad 1. Lavamos las setas y las troceamos. Cuando termine la TMX le añadimos las setas troceadas y rehogamos 8 minutos en varoma, giro a la izquierda en velocidad 1. Añadimos el resto de los ingredientes menos las gambas y las gulas. Programamos 30 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda en velocidad cuachara. Cuando termine incorporamos las gambas y las gulas y rehogamos en temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara 6 minutos más.

Elaboración Tradicional:

En un cazo ponemos el arroz junto a el agua, añadimos un ajo, una hoja de laurel y un poco de sal y ponemos a hervir. Una vez que alcance el punto de ebullición dejamos hervir durante unos 37 minutos o hasta que el agua se haya consumido. Reservamos.

Mientras se cuece el arroz, en una sarten ponemos un poco de aceite y los 4 ajos restantes laminados. Cuando estén ligeramente dorados incorporamos las setas lavadas y troceadas. Vamos rehogando hasta que suelten todo el agua. Una vez que se haya evaporado el agua incorporamos las gulas y las gambas y seguimos rehogando. Añadimos el pimentón dulce, la cayena y la sal. Rehogamos durante unos minutos. 

Cuando esté todo bien rehogado como en la foto ya podremos añadir el arroz que hemos cocido anteriormente. No hace falta enjuagar el arroz ni nada, lo echamos directamente y servimos.