Trenzas de Brioche

Con Chocolate... mm..

Esta es una de esas recetas que tenía pendiente desde hacía muuucho tiempo. La verdad es que la tenía que haber hecho antes, porque está riquísima!! En casa nos ha encantado, y a Emma en particular lo que más le ha gustado ha sido jugar con la masa. Al ser una masa firme y no pegajosa es ideal para que los niños prueben a darle forma, hacer bolitas y todo lo que quieran con ellas. Es una buena forma de interactuar con la comida para que se familiaricen con ella.

Ingredientes:

  • 1 Huevo
  • 125 ml. de leche
  • 50 ml. de aceite de oliva suave
  • 50 gr. de azúcar
  • 10 gr. de levadura fresca
  • 325 gr. de harina de fuerza
  • 1/2 cdt. de sal

Para pintar:

  • 1 huevo batido
  • 50 gr. de azúcar
  • 10 gr. de agua

Opcional:

  • Pepitas de chocolate
  • O pasas

Elaboración TMX:

Para realizar nuestra masa echamos en el vaso de la TMX la leche y el aceite y programamos 2 minutos, velocidad 1 a 37ºC. Añadimos la levadura desmenuzada y programamos otro minutos a la misma temperatura y velocidad. Añadimos el azúcar y mezclamos 30 segundos en velocidad 2. Incorporamos el huevo y volvemos a mezclar 1 minuto en velocidad 2. Y por último añadimos la harina y la sal y programamos 5 minutos, vaso cerrado en velocidad espiga. Si váis a añadir chocolate o pasas hacedlo en el último minuto de amasado. Cuando termine cubrimos el vaso con un paño y dejamos reposar 10 minutos. 

Sacamos la masa del vaso y la dividiremos en porciones. Yo lo hice en 5 porciones, a mi me gusta que todas sean iguales, así que suelo pesar las bolitas de masa para que no varíen mucho unas de las otras. Con esta proporción salen unas trenzas grandecitas.

Elaboración Tradicional:

La leche la calentamos en el microondas a máxima potencia durante 35 segundos. En ella disolvemos la levadura y removemos con una cuchara hasta que quede bien disuelta. Vertemos en un bol, junto con el aceite de oliva y el azúcar. Removemos hasta que el azúcar se haya disuelto. Añadimos el huevo y seguimos removiendo. Cuando la mezcla sea homogénea añadir la harina y la sal. Amasar durante unos 5 minutos hasta que se os quede una masa que no se pegue a las manos (si usáis amasadora ponedla a velocidad 2 todo el proceso). Si véis que necesitáis más harina podéis añadir un poquito más, pero no mucha, porque eso le restará esponjosidad a nuestra masa. Si véis que la masa es difícil de manejar, tapad con un paño de algodon, dejad reposar durante unos 10 minutos y luego seguid amasando. Cuando consigamos la consistencia adecuada haced una bola, si váis a añadir chocolate o pasas, hacedlo ahora, integrais bien con un buen amasado, darle forma de bola y dejad reposar durante 10 minutos.

Pasado este tiempo dividiremos la masa en porciones. Yo lo hice en 5 porciones, a mi me gusta que todas sean iguales, así que suelo pesar las bolitas de masa para que no varíen mucho unas de las otras. Con esta proporción salen unas trenzas grandecitas.  

Modelaje de las trenzas:

De cada porción de masa, haremos la división de un 1/3 y 2/3. 

Y amasaremos cada porción dándole forma de lazo. Uno tiene que ser el doble de largo que el otro, por eso hemos cogido estas proporciones.

Montaremos el lazo pequeño encima del grande, colocándolo justo a la mitad. Como si quisiéramos hacer una flecha.

Y comenzamos a hacer nuestra trenza. Intentando, cuando esté terminada, meter las puntas hacia dentro.

Iremos colocando nuestras trenzas sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear, para que no se queden pegadas. Las pondremos separaditas, para que en el levado no se peguen. Las pintamos con huevo batido y las decoramos con perlas de chocolate. Dejamos reposar unas dos horas hasta que doblen su volumen. Si no os apetece esperar, podéis encender el horno a 50ºC, cuando alcance la temperatura lo apagáis y metéis la bandeja con vuestras trenzas dentro. De esta forma sólo tendréis que esperar 30 minutos de levado.

Os habrá sobrado huevo, no  lo tiréis porque las volveremos a pintar antes de hornear. Mientras tanto preparamos nuestra mezcla de azúcar y agua. Simplemente echar los dos ingredientes en un cuenco y mezclar con una cuchara. Cuando haya pasado el tiempo de levado, volvemos a pintar con huevo nuestras trenzas y echamos por encima de ellas nuestro almibar, con la ayuda de una cuchara. Metemos al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y bajo, durante 25 minutos. Y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Trucos:

  1. Para que la levadura actúe mejor hay que mezclarla siempre junto con el azúcar. Procurar que no toque directamente la sal.
  2. Si la masa no se queda manejable, lo mejor es dejar reposar 10 minutos y seguir amasando durante unos minutos más, que nó, otros 10 minutos de reposo y otros pocos de amasado y así hasta que lo consigamos. Intentad no añadir demasiada harina, porque toda la que añadamos de más le restará esponjosidad a la masa. Es mejor trabajarla más.
  3. Para acelerar los levados es mejor tener la masa en sitios cálidos y sin corrientes. O meter al horno precalentado y apagado a 50ºC, durante 30 minutos!!
  4. Pintar con huevo y decorar antes de levar (para evitar que se seque la masa en el levado), pero siempre antes de hornear, volver a pintar, ya que durante el levado el huevo también se seca.