Huevos a la Flamenca

Un auténtico manjar

Esta es una de las comidas que más le gusta a mi familia. En casa es un auténtico manjar. La mezcla del ajo, la cebolla, los guisantes, el pimiento, junto a el chorizo y el jamón, unido a la yema en su punto.. mmm.. Lo tenéis que hacer para corroborarlo.

Este plato, junto a un poco de pan y una fruta es una comida muy completa y nutritiva. Espero que lo hagáis y me comentéis en nuestra página de facebook el resultado.

Ingredientes:

  • 4 ajos
  • 1 cebolla
  • 50 gr. de aceite
  • 50 gr. de caldo de verduras
  • 50 gr. de vino blanco
  • 50 gr. de tomate frito
  • 300 gr. de guisantes
  • 1 patata grande ó 2 pequeñas
  • 100 gr. de chorizo 
  • 150 gr. de jamón serrano en tacos
  • 2 pimientos del piquillo
  • 4 huevos
  • 1 cd. de orégano

Elaboración TMX:

Lo primero que tenemos que hacer es cocinar las patatas. Las pelamos y las cortamos en láminas, como si fuesen para hacer a lo pobre. Yo las meto en un recipiente apto para microondas, les echo un poco de sal y un pelín de aceite y cocino 6 minutos a potencia máxima. Reservamos.

A continuación echamos la cebolla, los ajos y el aceite en la TMX. Picamos 10 segundos a velocidad 6 y luego programamos 5 minutos a 100ºC en velocidad 2. Agregamos los guisantes, el vino, el caldo y el tomate, programamos 6 minutos a 100ºC en velocidad 1. Cuando termine añadimos los pimientos cortados a tiras, el chorizo troceado y 100 gr. de tacos de jamón. Rehogamos 5 minutos a 100ºC en velocidad 1.

En una sarten apta para el horno o una cazuela de barro echamos el sofrito. Añadimos las patatas Y removemos con una cuchara para que queden las patatas bien integradas. Cascamos los huevos encima del sofrito (yo utilicé 3 huevos grandes y 6 pequeños de codorniz), los espolvoreamos una cucharada de orégano y el resto del jamón en taquitos. 

Metemos en el horno precalentado a 200ºC y horneamos durante unos 10 minutos, hasta que se cuajen los huevos. Cuidado de no pasaros, porque sino se cuajaran las yemas también. Y está muchísimo más bueno con las yemas sin cuajar. Porque cuando metes el tenedor y rompes la yema... mmm... rozas el cielo!!  

Elaboración Tradicional:

Lo primero que tenemos que hacer es cocinar las patatas. Las pelamos y las cortamos en láminas, como si fuesen para hacer a lo pobre. Yo las meto en un recipiente apto para microondas, les echo un poco de sal y un pelín de aceite y cocino 6 minutos a potencia máxima. Reservamos. Si no tenéis microondas las podéis cocer o freir.

Echamos el aceite en una sarten y picamos bien los ajos y la cebolla. Rehogamos bien. Añadimos los guisantes junto con el caldo de verduras, el vino y el tomate frito. Rehogamos durante 7 u 8 minutos. Yo utilizo los guisantes extra tiernos congelados de Hacendado. Y quedan perfectos. Añadimos el chorizo, 100 gr. de jamón y los pimientos del piquillo cortados en tiras. Y rehogamos durante unos minutos. 

En una sarten apta para el horno o una cazuela de barro echamos el sofrito. Añadimos las patatas Y removemos con una cuchara para que queden las patatas bien integradas. Cascamos los huevos encima del sofrito (yo utilicé 3 huevos grandes y 6 pequeños de codorniz), los espolvoreamos una cucharada de orégano y el resto del jamón en taquitos. 

Metemos en el horno precalentado a 200ºC y horneamos durante unos 10 minutos, hasta que se cuajen los huevos. Cuidado de no pasaros, porque sino se cuajaran las yemas también. Y está muchísimo más bueno con las yemas sin cuajar. Porque cuando metes el tenedor y rompes la yema... mmm... rozas el cielo!!