Red Velvet Crinkle

De regalo de cumpleaños

Hoy es mi 38 cumpleaños y para celebrarlo junto a mis compañeros de trabajo, les he hecho estas cookies blanditas. Son muy vistosas, de sabor suave y muy blanditas por dentro. Es la primera vez que las hago, pero quien me las recomendó, me dijo que estaban muy buenas para degustar en el mismo día, y no tanto de un día para otro.

Son facilitas de hacer, lo único es el tiempo de espera antes de hornear, de modo que os las recomiendo para cualquier tarde.

Ingredientes:

  • 150 gr. de maizena
  • 100 gr. de azúcar blanca
  • 55 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 10 gr. de cacao en polvo
  • 1 cdt. de levadura química (5 gr.)
  • 1/2 cdt. de bicarbonato (2 gr.)
  • 1 huevo
  • 1 cdt. de vainilla líquida
  • 1 cdt. de zumo de limón (3 ml.)
  • 1 pizca de sal
  • La punta de una cdt. de colorante rojo de sugarflay en pasta

Para rebozar nuestras crinkles:

  • 50 gr. de azúcar glass

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la TMX y programamos 1 minuto a 37º en velocidad 3 y 1/2. Echamos la mezcla en un bol, tapamos con un film y reservamos un mínimo de 2 horas en la nevera.

Para los que no tengáis Thermomix, ponemos todos los ingredientes directamente en un bol y mezclamos y amasamos, hasta conseguir una masa homogénea. Podemos hacerlo con una espátula o lengua. Una vez mezclado, tapamos y reservamos en la nevera 2 horas.

Sacamos la masa e inmediatamente con la ayuda de una cuchara vamos formando las bolitas y las rebozamos por azúcar glass, como véis en la foto que os muestro aquí abajo. Las colocamos sobre papel de horno, bien separadas para que no se junten y horneamos durante 13 minutos a 175ºC, con calor arriba y abajo, a media altura.

Las bolitas preparadas, hacedlas pequeñitas porque después se ponen muy grandes!

Las crinkles horneándose, tenéis que ponerlas más separaditas porque a mi se me pegaron!

Aquií las tenemos ya horneadas y os recomiendo dejarlas enfriar sobre una rejilla.